Diciembre: que la ola no te tape!

Ahora que recién arrancó el mes fatídico, desde Radical Fitness queremos hacer un llamado a no estresarnos y, por sobre todo, a no dejarnos llevar por fechas que ya vienen como con un instructivo de lo que debemos hacer sí o sí antes de que termine el año. Cómo surfear la ola en vez de que nos lleve puestos?

Diciembre: que la ola no te tape!

A esta altura del año siempre ocurre igual: estamos a mil, cerrando pendientes, haciendo balances (contables y personales), brindando con gente que no vimos en todo el año, armando las cenas de Navidad y Año Nuevo y preparando las vacaciones… todo con cara de felices fiestas y 40 grados de sensación térmica a la sombra.

Por qué no proponernos, por esta vez, hacerlo distinto?

LOS BRINDIS INTERMINABLES

A las fiestas del 24 y del 31 se les suma la cena con los del trabajo, los actos escolares, las reuniones con amigos, las fiestas por los 20 años de egresados y la cuenta continúa. La propuesta sería no anotarnos en todas y no subirnos a la idea de que ‘hay que reunirse antes de que termine el año!’ Quién dijo eso? Cuántos encuentros pueden ser más distendidos en los meses de verano? Probemos disfrutar con más liviandad.

LOS REGALOS

Por otro lado está el asunto de los regalos. Para los chicos, tus hermanos, tu tía, tus cuñados, tus suegros, tus sobrinos, tus primos, el hijo de tu ex, y la tía abuela de tu marido que está sola y se viene a pasar las fiestas con ustedes. Un estrés mayúsculo. ¡No hay aguinaldo que aguante! Por más que quieras ser Papá o Mamá Noel es factible que no llegues a hacer EL regalo para cada uno. Por qué no hacer, esta vez, un amigo invisible así a cada uno le toca hacer un solo buen regalo?

LAS FIESTAS

Las fiestas: ítem capítulo aparte. Cuánto comprar? Cuánto hay que cocinar? Qué le preparás a tu prima que es vegana? Y a los chicos que no les gustan los platos fríos? Faltará comida? Ay, no te entran las botellas en la heladera. Y te faltan vasos! Este año proponé que sea en otra casa. O, si es en la tuya, pedí ayuda. Que cada uno traiga algo, ya presentado en una fuente. Vos poné mantel, velas y cara de Feliz Navidad.

LAS VACACIONES

Otro temón! Venimos con la lengua afuera y ahora los preparativos para ese preciado momento de descanso se vuelven una carga. Quién cuidará de las mascotas, las plantas, las cuentas? Hacer una lista y delegar todo lo que puedas es la mejor idea.

EL BALANCE

Quién dijo que diciembre debe ser el mes para hacer un debe y haber del año?

Entre toda la agenda de eventos, con el cansancio, el estrés y el calor no hay resto para recordar lo que no salió como esperabas.
La clave es des-com-pri-mir. El balance lo podemos hacer en enero, o en las vacaciones, con un estado anímico diferente.

En los últimos días del año pareciera que destila todo lo ocurrido y lo no ocurrido en los 334 días anteriores.

Pero todo depende de dónde nos paremos a mirarlo. Quizás esta vez se trata de bajar un cambio, hacer menos y a un ritmo más pausado. Ya en enero, más serenos y relajados todo se verá de otro color.

El calendario es sólo una convención, no dejemos que nos determine.

Feliz mes!

LEÉ: Mes de exceso en comidas y bebidas. Hace falta?

por Cecilia Alemano para Radical Fitness.

Nota del Editor: La información en este artículo está destinada solo para uso educativo; no necesariamente refleja las opiniones de Radical Fitness y no es un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre buscá el consejo de tu médico u otros proveedores de salud calificados ante cualquier pregunta que puedas tener con respecto a cualquier afección y antes de realizar cualquier dieta, tomar un suplemento, o iniciar entrenamiento físico.

Articulos Relacionados

Dejar un comentario