Entrevista a Celeste Contreras

Entrevista a Celeste Contreras

Su voz algo disfónica se quiebra aun más cuando piensa en el maltrato animal. Si algo no tolera a sus 41 años Celeste Contreras es que un animal sufra.
Por eso dejó de comer carnes hace más de 25 años; por eso fue a la última manifestación por los derechos de los caballos en el Congreso de la Nación; por eso colabora con distintos hogares para perros y gatos callejeros y por eso cuida a sus propias perras -las hermanas Lola y Hanna- como si fueran sus hijas.
Cuando terminó la escuela quería hacer el profesorado en Educación Física pero pensó que no iba a poder vivir de eso. Era una chica muy deportista. Arrancó a los 4 con karate, después natación, fue federada en hockey y competía en atletismo. Pero algo la impulsó en otra dirección, así que se decidió por Administración de Empresas.

La pasión, como toda pasión, siguió intacta. Apenas terminaba de rendir algún examen se iba a sus clases de Tae-Bo, de Aerobox, de Gimnasia Aeróbica, de Step y Acquagym (‘Qué noventas todo!’, ríe).
Y sí, cuando se recibió empezó el profesorado de Educación Fïsica en
el Instituto Superior de Educación Física. ‘No iba a bailar ni nada’, recuerda. ‘Mi vida pasaba por el deporte. Me apasiona estar en movimiento’.

Conoció Radical Fitness en 2002, cuando seguía el programa de Gaby y Nathaniel en la tele. Un día fue a su clase de BodyCombat y el profesor les propuso probar una técnica nueva: era FIGHT-DO, el otro programa que había creado el matrimonio Leivas. ‘Enloquecí’, recuerda Celeste.

En 2004 se anotó a hacer la certificación en FIGHT-DO y desde entonces es parte del mundo Radical Fitness. En la empresa no sólo se convirtió en Master Trainer y Program Director de UBOUND y RADKIDZ, sino que conoció a su mejor amiga, Lorena, y a su pareja hace cuatro años, el Program Director Diego Ravanetti.

Una pregunta indiscreta…
Entrenan juntos?

Jaja, no! Con Diego vamos al cine, a cenar, al shopping o a caminar. Pero cuando entreno quiero estar sola
y guai con que alguien me hable!

Cómo te entrenás?

Corro entre 40 minutos y una hora. También hago ejercicios funcionales y entreno mucho arriba del trampolín. 

Qué es lo que más te gusta del trampolín?

La adrenalina que me genera! El cuerpo no se acostumbra nunca! Vos empujás el trampolín y él te la devuelve. Es diferente a todo! UBOUND es un desafío permanente.
De hecho, cuando me propusieron coreografiar el programa hace cuatro años, me corrió 100 por ciento de la zona de comfort. Saqué cosas de mí que no sabía que iba a lograr. Es hermoso!

En tu casa tenés un trampolín?

Tengo cuatro! (Ríe).

Dirigís el programa RadKidz: En qué consiste específicamente?

Es un programa para chicos de  4 a 8 años. Se trata de desarrollar habilidades motrices a través del juego. La idea no es inculcarles una obligación. Todo lo contrario. Buscamos que sepan reconocer los espacios, que puedan interactuar, divertirse y explorar su propio cuerpo a través del movimiento. Y claro, que sepan compartir con otros.

Cuál es la importancia del deporte en los chicos?

Estudié muchísimo el tema, además de experimentarlo en mi propia vida. Mejora la calidad de vida de los chicos y su desarrollo motriz. Aprenden a conocer su cuerpo, a moverse en el espacio, a saber que se pueden valer por sí mismos. Todo esto les da confianza y seguridad. Fijate que siempre el líder de cualquier grupo
es el deportista!

Cómo cuidás tu cuerpo, además del ejercicio físico?

Balanceo mi alimentación. Ya de chica aprendí que hay comidas que no son necesarias. Y otras que sí. Me alimento a base de vegetales, huevos, legumbres, frutas frescas, frutos secos y cereales. Para beber, sólo agua!  Desayuno mates con jengibre y pan de centeno o tortillas de avena.

Hubo algún clic que te hizo cuidarte aun más?

De por sí siempre fui solitaria, mis papás se separaron cuando iba a la escuela y tuve que salir a trabajar para ayudar con la economía del hogar… pero además hace varios años tuve un accidente de auto en el que casi pierdo la vida. Venía de festejar mi cumpleaños por autopista cuando una camioneta embisitió mi auto.  Entré al hospital con una hemorragia interna y politraumatismo. Un día, varios años después, noté que la panza se me hinchaba como un globo.. Resulta que tenía un quiste. En el accidente había perdido el ovario izquierdo y la trompa se había soldado sola. Me ayudó a ver lo frágiles que somos.

Una frase que rija tu vida?

La del Principito: ‘Lo esencial es invisible a los ojos’. Todavía hoy leo ese libro y le sigo encontrando sentidos.

Hablando de lo invisible… Creés en el poder de la intención?

Si, lo comprobé desde joven.  Me focalizaba en algo que quería mucho y lo lograba. Como cuando me compré mi casa a los 23 años. De no tener para comer, pasé a tener mi propia casa. Cuando me dieron la llave me senté ahí y me puse a llorar. Cuando deseás las cosas de corazón, suceden.

 

Entrevista a Celeste Contreras, por Cecilia Alemano para Radical Fitness.

Articulos Relacionados

Dejar un comentario