‘No busques un trabajo, buscá una pasión por la que despertar con una sonrisa’

Lina Itani -44 años, Master Trainer en OXÍGENO y presentadora de X55 y MEGADANZ-, nació y creció en Beirut, la pequeña capital de Líbano, tan próxima a la montaña como al mar, conocida por la hospitalidad y generosidad de su gente y con una particularidad: sus habitantes hablan tres idiomas: árabe, inglés y francés.

‘No busques un trabajo, buscá una pasión por la que despertar con una sonrisa’

En esa ciudad, donde -asegura- hay un promedio de un gimnasio por cuadra, hace cinco años abrió el propio dedicado a mujeres llamado ‘Pulse Fitness by Lina’. La idea de que fuera sólo para el público femenino fue de sus padres, quienes la ayudaron con el negocio. Ahora está tan satisfecha con el resultado – y sus clientas con el servicio- que está a punto de abrir una sucursal. ‘El espacio facilita que las mujeres se sientan súper cómodas, sobre todo si tienen algún complejo con su apariencia’.

Cómo te acercaste al fitness?

Siempre amé los deportes grupales con música. Pero a mis veintialgo estaba muy ocupada con la familia, la crianza de mis hijos y mis dos divorcios. Al estar soltera mi vida cambió en un 180 por ciento. Me convertí en fan del fitness. Amo el ejercicio grupal y la música!

Y de a poco la pasión creció…

Sí! Un día mi instructora de Step tenía que viajar por un buen tiempo, y me ofreció ocuparme de su clase. Fue muy halagüeño y a la vez desafiante! Ella se sentó al fondo y me miró mientras daba la clase. ‘No es wow, pero está OK’, me dijo. Ella de algún modo despertó este talento en mí. Para esa época yo tenía mi confianza por el piso, así que fue una hermosa puerta la que se abrió.

Cómo encontraste a Radical Fitness?

Me lo hizo conocer Wael Jaber, Master Trainer en Líbano. Era justo lo que buscaba! Siempre tuve la inquietud de ser yo misma, ser Lina, sin copiar a nadie. Tomé la certificación de FIGHT DO. Después hice todas las demás. Amé el concepto Radical Fitness de entrada!

Cómo definirías ese concepto?

‘Dejá que la pasión te guíe’. No busques un trabajo, buscá una pasión por la que despertarte con una sonrisa cada día.

Sonreís al decirlo…

Sí, sonrío porque lo siento. Por eso vengo cada año; por eso en mi gimnasio ofrezco todos los programas. Persigo el sueño Radical. Y esto es así porque los fundadores de esta empresa saben darte tu libertad dentro de cierta estructura y límites éticos. Así aprendés a ser vos misma dentro de ciertas guías. Siento que estoy en un equipo en el que soy escuchada y me siento motivada. Ahora acabo de entrenar para grabar el video de MEGADANZ por cuatro horas; no siento mis piernas, pero estoy feliz. Natha y Gaby te enseñan a vivir el cansancio, el error y hasta el dolor con alegría.

Cuál es tu programa preferido?

Difícil pregunta. (Piensa) Es Radical Fitness. Ando mejor en algunos, como OXÍGENO, o MEGADANZ, pero cada uno tiene un gusto único. Cada uno me da algo que el otro no. Se complementan entre sí.

Cómo es el feedback de las participantes?

Estoy por abrir un segundo gimnasio. Qué te parece? (Risas).

Siempre estuviste así tan en forma?

No. En mi adolescencia usaba cuatro talles más. Estaba regordeta! No le prestaba atención al ejercicio, ni a la alimentación. Sólo me preocupaba estudiar. De hecho pude completar la carrera de Artes de la Comunicación, que hoy no ejerzo.

Te volviste más conciente de tu salud?

Sí. El modo en que luzco no es porque entreno en máquinas, o porque me mato a dieta. Me veo así porque hago las clases de Radical Fitness. Cada dia hago una, sea como instructora o como participante.

Cuál es la mejor recompensa que te da la enseñanza?

Un simple ‘gracias’ al final de la clase es todo para mí. Impactar en la vida de una mujer es lo mejor que me puede pasar. Mucho más importante que el dinero o cualquier otra cosa.

Cómo definirías a las mujeres libanesas?

Somos bravas. Tenemos mucho carácter. Vamos al frente. Una mujer libanesa no tiene miedo de aprender nuevas cosas en la vida, ni de enfrentar el cambio, o de pararse entre la multitud a decir ‘Estoy aquí y puedo hacer esto porque yo quiero’. Sobrevivimos 20

años de guerras, imaginate. Somos sobrevivientes y luchadoras. Yo misma no puedo ser dominada. Se suma mi naturaleza sagitariana, que hace que necesite mi libertad más que cualquier otra cosa.

Qué hacés en tu tiempo libre?

Paso tiempo con mis hijos – Hania, de 22 y Rayan, de 16- y con mi hermano Mohammad. Él es mi gran compañero y confidente en la vida y nada se interpone entre nosotros. Sobre todo desde que mamá murió hace nueve años.

Ella debe estar muy orgullosa!

Eso espero. Antes de morir me dijo que su sueño era que yo abriera mi propio gimnasio. Lo cumplí cuatro años después y ahora voy por el segundo. (Ríe).

 

 

Entrevista a Lina Itani, por Cecilia Alemano para Radical Fitness.

Articulos Relacionados

Dejar un comentario